Sobre el caso Sharemula

Hacia ya unos dias que quería comentar el Auto 582/08 de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Madrid. Si bien ya no es novedad, la verdad es que por cuestiones que ya explicare : ) no me había dado tiempo comentarlo. En cualquier caso me parece una resolución realmente relevante, no solo porque continua en la línea de las últimas resoluciones que consideran que enlazar a páginas de P2P no es delito, sinó también por la correctísima interpretación, en mi modesto entender, que hace de la LSSICE.

Veamos, nos encontramos ante una denuncia presentada por diversas productoras, entidades de gestión de derechos y alguna que otra desarrolladora de software (como llamo a Microsoft?) a los responsables de la página http://www.sharemula.com/ . Dicha denuncia provocó una operación policial anunciada a bombo y platillo.

La operación ocasionó la apertura de Diligencias Previas ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid, por una presunta comisión de un delito del artículo 270 del CP . Dichas Diligencias finalizaron con un auto de sobreseimiento libre, auto que fue recurrido por todas las partes, menos por el Ministerio Fiscal, basándose en la Circular de la Fiscalía 1/96 (menos mal de esa circular, porque sino, todos a la cárcel), siendo la resolución que comento el final de todo este “culebrón”. ¿Y que concluye dicho auto? Pues que NO existe delito por enlazar.

¿Por qué me parece interesante la resolución? Pues en primer lugar porque tiene totalmente en cuenta el contenido de la LSSICE para determinar la existencia del delito o no. En concreto, el propio auto dice que "Las normas siguientes de la LSSI (entre ellos los artículos 16 y 17 ya citados) podrán ser de aplicación en al ámbito civil, o en casos en que exista duda sobre la ilicitud penal, en la jurisdicción penal quedando exonerada la responsabilidad del prestador de servicios conforme a lo expresado (...)" y llega a determinar la responsabilidad penal de aquella persona que coloca un link en su página web según dicha norma. Y la aplica estrictamente, no existe responsabilidad por un enlace sino se tiene conocimiento efectivo de lo que se enlaza es ilícito y no se tiene conocimiento efectivo sino existe una resolución "cuando un órgano competente haya declarado la ilicitud de los datos, ordenado su retirada o que se imposibilite el acceso a los mismos, o se hubiera declarado la existencia de la lesión y el prestador conociera la correspondiente resolución (...). Punto. Esta interpretación de la norma dista bastante de la empleada en el caso de la condena de Julio Alonso en la que se condena por unos comentarios de un tercero en un blog, sin que haya habido previa resolución de ilicitud de dichos comentarios. A mi entender, los fundamentos jurídicos de dicha sentencia, aunque citan la LSSICE, obvian por completo su contenido, lo cual creo que es un error.

Por último, quisiera destacar también el trabajo técnico llevado a cabo por la Sala al explicar por que considera que un enlace simple (o de superficie, como asi lo llaman) no constituye un acto de comunicación pública, bajo la interpretación del texto refundido . Y digo trabajo técnico por cuanto se llega a diferenciar la responsabilidad entre un enlace simple y un deep link, a la hora de repartir responsabilidades. Toda una explicación técnica en un ámbito muy novedoso que sorprende ver en una sentencia.


Definitivamente, lo siento, hemos vuelto...


Si, lamentablemente para la audiencia, Sagaris ha vuelto a la televisión. En esta ocasión, hablamos de una Guía de la OMPI sobre que es la propiedad intelectual dirigida a los niños, Google Chrome y sus problemas de privacidad y sobre nuevas formas de publicidad aprovechando las redes sociales en Internet

Sentimos las molestias que podamos ocasionar. :)



Si buscas empleo, mejor no expliques según que cosas en Facebook

Bueno, en Facebook, en Myspace o en cualquier otra de red de tipo social de las que mucha gente usamos habitualmente para relacionarnos con nuestros conocidos y/o amigos. Por lo menos, si tenemos en cuenta el artículo que se puede leer en Ecommercetimes "Employers use social nets to weed out applicants gone wild" (donde to weed out puede traducirse como separar la mala hierba, asi como os lo digo).

Según el artículo, parece que ya un 20% de los responsables de recursos humanos usan las redes sociales para investigar que hace el candidato al empleo en cuestión en su vida (en general, no solo la profesional). Según datos del portal Careerbuilder, en solo dos años, el número de empleadores que buscan información en Internet de esta forma ha pasado del 11 % al 22 %. Podemos leer, además los motivos mas habituales por los que no se ha producido esa llamada:

- el 41 % porque el candidato explicó que consumía drogas o alcohol
- el 40 % porque el candidato posteo fotografias o información provocatativa o inadecuada
- el 29 % porque tenía pocas habilidades comunicativas
- el 28 % por hablar mal de su antigua empresa o de sus compañeros
- el 27 % por mentir sobre sus méritos

Curiosamente, también parece ser que, en ocasiones, puede tenerse en cuenta tu círculo de contactos (por asociación) o los grupos a los que estes adherido. Hasta llegan a valorar los comentarios que puedes llegar a tener de terceras personas en tu página (en tu blog, en tu perfil...) . Es importante valorar estas cuestiones a la hora de establecer las opciones de privacidad, que normalmente son muy modulables (quien puede verte, quien puede escribirte, etc).

En cualquier caso, de la misma forma que pueden obtener una imagen negativa de alguien, el uso de herramientas de tipo 2.0 también puede servir para valorar positivamente a un candidato (si están bien aprovechadas) e incluso acabar por convencer a esa persona a la que le pedimos trabajo.

Por último, el artículo comenta que "los empleadores" (empresas de recursos humanos, en este caso) no solo se han sumado al uso de las redes sociales para buscar candidatos, sinó también para dar servicios a clientes, promocionando puestos de trabajo, por ejemplo, solo a determinados perfiles de esa red. De hecho, esa es la nueva publicidad que viene (bueno, no tan nueva), pero de eso hablaré otro dia.

Me voy a repasar las fotos en las que me han etiquetado en Facebook : )


¿Por qué esconderse? Cap II: Ryanair

Siguiendo el hilo de lo que expliqué en un post anterior (¿Por qué esconderse?) he decidido darme una cibervuelta por algunas páginas de comercio electrónico para ver "como estaba el patio". He empezado por visitar algunas páginas que ya consulté el año pasado, cuando preparé un informe para "Unió de Consumidors de Catalunya" sobre el cumplimiento de los requisitos mínimos de información al consumidor en páginas relevantes de comercio electrónico. En aquel estudio valoré, entre otras cosas, si se facilitaba la información de identificación (artículo 10 LSSICE), si ésta era fácilmente accesible y si se facilitaba la política de tratamiento de datos (art. 5 LOPD) y ésta era fácilmente accesible. Un estudio sencillo y fácilmente entendible.

Y he empezado por la que recibió la peor puntuación, la de esa gran empresa llamada "Ryanair". La verdad es que visto lo visto, pese a que algo ha mejorado (por lo menos las mínimas condiciones de uso del portal ahora estan en castellano), sigo encontrando algunos fallos relevantes. A saber:

- Uno entra en la página, e independientemente de que le guste el diseño o no (a mi personalmente no, tiene cierto aire a página de los años 90), si quiere conocer los datos de la compañía encuentra un enlace en la parte superior con el título "Acerca de la compañía". Bien, pues si se clickea (o clicka, o hace click) en el mismo nos aparece una bonita relación de la evolución de la compañía desde su nacimiento, en inglés. Asi que, para empezar, de información de la compañía, nada de nada. Entonces es cuando uno empieza a buscar y buscar... y le acaba dando a enlaces como "Contacto"o "Servicio de atención al cliente" y lo único que encuentra es la dirección de la sede en el aeropuerto de Dublin o un número de tarificación adicional, en el que además, se avisa "english speaking". Resultado: dirección de establecimiento en España, ninguna (o por lo menos yo no la encontré). Si está, está claro que no de forma permanente, fácil, directa y gratuita (tal y como exige el art. 10 de la LSSICE). ¿Y correo electrónico? Tampoco he encontrado ninguno. Resultado, poca información al consumidor, mal ubicada y un incumplimiento de la LSSICE, la falta de correo electrónico.

- Bien, en vista del éxito, me pongo a buscar la información sobre el tratamiento de datos personales. Y encuentro un enlace en la página principal, en pequeñito y al final que dice Ryanair Website Privacy Statement. Vale, uno estudió algo de inglés, pero no todo usuario de la página tiene que entender que desde ese enlace se llega a la política de privacidad. Así que no estaria de mas poner un enlace un pelín mas entendible. En cuanto al contenido en si, sin entrar en detalle ya que no es objeto de este estudio, me llama la atención que se anuncie el cobro de un máximo de 10 euros por ejercer un derecho de acceso, cuestión que vulnera claramente el artículo 15 de la LOPD. No pueden cobrar al usuario por que se dirija a la compañía para conocer que datos obran en su poder. Al margen de ello, no informa sobre los demás derechos previstos en la LOPD. (Como ya digo, puede ser cuestión de un estudio mas concreto).


Conclusiones:


1. Dos infracciones de la norma: una de la LSSICE, de carácter grave (art. 38) por no facilitar correo electrónico (multa de 30.001 a 50.000 euros, art. 39.1.b). La otra, por no atender de forma gratuita el ejercicio del derecho de acceso (así lo establece tanto la LOPD (24.4) como el Reglamento (art. 24), que entiendo que podría ser considerado como una obstaculización a la posible realización del derecho y por lo tanto infracción grave de la norma (art. 44.3 e. LOPD), con una sanción de entre 60.000 y 300.000 euros (aprox) (entiendo que en aplicación del nuevo reglamento si se facilitara un medio gratuito y el afectado solicitara otro medio que causara un coste desproporcionado podría repercutírsele este coste, art. 28.3 del RLOPD).


2. Poca transparencia. Los enlaces no son fácilmente entendibles, poco visibles, y uno puede marearse navegando por la página para acceder a la información. En resumen, que parece que se escondan. Como decía en mi post anterior, si se esconden, generan desconfianza en el consumidor, y si generan desconfianza el consumidor acaba por no comprar en su portal. Así que (en mi humilde opinión) si pretenden limitar la venta de sus productos exclusivamente a su canal, no estaría de mas informar más y mejor al comprador.

Ya no es necesario que te etiqueten en una foto. Picasa lo hace por ti.

Si, ya no hará falta que tus amigos te etiqueten en esas fotos en las que no quieres que te etiqueten (principalmente porque otros pueden llegar a encontrarte). Picasa 3.0 (lanzado en versión beta), incluye un sistema de reconocimiento facial que detecta todas aquellas fotos en las que aparezcas. Si, obviamente, alguien deberá haber etiquetado tu foto por primera vez (afortunadamente el poder de Google no llega a tanto, de momento...), pero una vez etiquetado, el sistema te reconocerá en todas las demás fotografías que aparezcas (siempre puedes deshabilitar la opción).

Teniendo en cuenta las políticas de privacidad de Google, da un poco de miedito...

- The official Google photos blog

No iba a ser yo menos...


Por supuesto, si aparece hasta en los informativos de televisión, no voy a ser yo menos. Algo habra que decir sobre el lanzamiento de Google Chrome. Por si tuviera pocos frentes abiertos, ahora va y Google lanza un navegador. No tendremos sufiente escritorio en el ordenador para todos los iconos. Entre Explorer, Safari, Firefox, Chrome... Aunque, segun parece, las verdaderas intenciones de Google van mucho mas allà de las crear un simple navegador. ¿Podria tratarse del embrión de un nuevo sistema operativo? ¿Dejaremos de tener un disco duro en nuestro ordenador y trabajaremos siempre contra la Red?


Para los que lo quieran probar (yo lo estoy haciendo), aqui va el enlace (Beta) de Chrome
Actualización: parece ser que no han sentado demasiado bien las condiciones generales que deben aceptarse para descargarse el navegador (problemas de privacidad, licencia de contenidos...) :