Sobre el caso Sharemula

Hacia ya unos dias que quería comentar el Auto 582/08 de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Madrid. Si bien ya no es novedad, la verdad es que por cuestiones que ya explicare : ) no me había dado tiempo comentarlo. En cualquier caso me parece una resolución realmente relevante, no solo porque continua en la línea de las últimas resoluciones que consideran que enlazar a páginas de P2P no es delito, sinó también por la correctísima interpretación, en mi modesto entender, que hace de la LSSICE.

Veamos, nos encontramos ante una denuncia presentada por diversas productoras, entidades de gestión de derechos y alguna que otra desarrolladora de software (como llamo a Microsoft?) a los responsables de la página http://www.sharemula.com/ . Dicha denuncia provocó una operación policial anunciada a bombo y platillo.

La operación ocasionó la apertura de Diligencias Previas ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid, por una presunta comisión de un delito del artículo 270 del CP . Dichas Diligencias finalizaron con un auto de sobreseimiento libre, auto que fue recurrido por todas las partes, menos por el Ministerio Fiscal, basándose en la Circular de la Fiscalía 1/96 (menos mal de esa circular, porque sino, todos a la cárcel), siendo la resolución que comento el final de todo este “culebrón”. ¿Y que concluye dicho auto? Pues que NO existe delito por enlazar.

¿Por qué me parece interesante la resolución? Pues en primer lugar porque tiene totalmente en cuenta el contenido de la LSSICE para determinar la existencia del delito o no. En concreto, el propio auto dice que "Las normas siguientes de la LSSI (entre ellos los artículos 16 y 17 ya citados) podrán ser de aplicación en al ámbito civil, o en casos en que exista duda sobre la ilicitud penal, en la jurisdicción penal quedando exonerada la responsabilidad del prestador de servicios conforme a lo expresado (...)" y llega a determinar la responsabilidad penal de aquella persona que coloca un link en su página web según dicha norma. Y la aplica estrictamente, no existe responsabilidad por un enlace sino se tiene conocimiento efectivo de lo que se enlaza es ilícito y no se tiene conocimiento efectivo sino existe una resolución "cuando un órgano competente haya declarado la ilicitud de los datos, ordenado su retirada o que se imposibilite el acceso a los mismos, o se hubiera declarado la existencia de la lesión y el prestador conociera la correspondiente resolución (...). Punto. Esta interpretación de la norma dista bastante de la empleada en el caso de la condena de Julio Alonso en la que se condena por unos comentarios de un tercero en un blog, sin que haya habido previa resolución de ilicitud de dichos comentarios. A mi entender, los fundamentos jurídicos de dicha sentencia, aunque citan la LSSICE, obvian por completo su contenido, lo cual creo que es un error.

Por último, quisiera destacar también el trabajo técnico llevado a cabo por la Sala al explicar por que considera que un enlace simple (o de superficie, como asi lo llaman) no constituye un acto de comunicación pública, bajo la interpretación del texto refundido . Y digo trabajo técnico por cuanto se llega a diferenciar la responsabilidad entre un enlace simple y un deep link, a la hora de repartir responsabilidades. Toda una explicación técnica en un ámbito muy novedoso que sorprende ver en una sentencia.


No hay comentarios: