¿Por qué esconderse?

Pues eso, ¿por qué esconderse? Con darnos una simple vuelta por Internet nos damos cuenta de cuantas empresas no muestran claramente sus datos. Y la pregunta es, ¿por qué? Imaginemos que estamos dando un paseo, y mientras paseamos, vamos viendo los distintos escaparates. ¿Qué pasaria si vemos un establecimiento sin rótulo, sin ninguna referencia? Pensariamos que el dueño de la tienda tiene pocas ganas de vender...
Pues eso mismo ocurre en Internet. ¿Cuantas páginas encontramos en las que no se ofrece la información mínima sobre el titular de la misma? O sí se ofrece, pero uno puede pasarse un buen rato para encontrarla.


En mi humilde opinión no mostrar de una forma accesible esa información constituye un tremendo error de marketing. Según el Estudio de Comercio Electrónico B2C del Observatorio Red.es, el 72 % de los consumidores declaran que es esencial para que compre por Internet que la empresa esté plenamente identificada y ofrezca la posibilidad de contactar con la misma.
Pues bien, hagámoslo fácil. ¿Cómo debe facilitarse dicha información?
  1. Siempre desde la página principal o homepage.

  2. El enlace debe ser visible. Debe ubicarse en un lugar de fácil acceso y con unos carácteres de tamaño suficiente.

  3. El enlace debe ser entendible. No todo el mundo está acostumbrado a navegar por Internet. Es más facil encontrar esa información en un enlace del tipo "Quienes somos" que en el típico enlace "Aviso legal". Además, ese cajón de sastre que suele ser la página Aviso legal, en ocasiones, nos remite a una página llena de texto en la que es complicado identificar la información sobre la empresa.

  4. Fundamental: que se pueda llegar a la información en UN único click (desde la página principal).

Con estas pautas básicas se puede vencer fácilmente la desconfianza del consumidor. Y además, cumplimos la norma. Cabe recordar que el artículo 10 de la LSSICE obliga a todos los prestadores de servicio de la sociedad de la información a facilitar de forma permanente, fácil, directa y gratuita toda la información de identificación básica, como nombre, dirección, correo electrónico, etc.

  • Como siempre, Photo by 7cero

Nanoblogueando


Twitter, red social para "nanobloguear". Me acabo de dar de alta, a ver que tal. Cada dia me parezco mas a Enjuto.

Cafeïna


Incomprensiblement, la Mariví segueix comptant amb nosaltres. Avui ens hem retrobat. El resultat, la segona setmana de setembre...

Exemples del que perpretem amb el Ramon:


Libro interesante

Lo mencioné en un post hace ya unos días y la verdad, no me ha defraudado. "Manual de uso del blog en la empresa" de Alberto Ortiz de Zárate Tercero es un libro tan recomendable para aquel que no tenga ni idea de que es la blogosfera y quiera conocer los conceptos y las herramientas más básicas como para aquel que esté más introducido en el mundillo y quiera aprender más.

Ahi dejo los enlaces, por si a alguien le interesa:

Nubes de tags

Las etiquetas o "tags" son una herramienta de lo mas útil para encontrar información, teniendo en cuenta la sobreinformación a la que nos vemos sometidos y que ha sido bautizada por algún autor como "infoxicación" (Alfons Cornella, creador de infonomia), término que considero de lo mas acertado. El caso es que navegando me he encontrado con wordle, aplicación que permite transformar el texto de una página o blog en una nube de tags, de forma que permite visualizar de que se está hablando en ese blog. Ahi va la nube de este blog:






Dudas sobre la polémica RyanAir - Intermediadores


Este letargo vacacional que estoy viviendo en Barcelona da para poder escudriñar hasta la noticia mas breve del periódico. Ya vi alguna noticia en Internet y hoy, leyendo El Periódico, he vuelto a encontrarme con el conflicto entre RyanAir y los intermediadores de viajes en Internet. El hecho es que la compañía aerea ha decidido resolver (que no cancelar, como se lee en todos los medios) todas las reservas de vuelos efectuadas a través de páginas web que no sean la suya propia. La intermediadora más rápida en reaccionar, por lo menos, a nivel mediático, ha sido Edreams, que ya ha declarado que buscará soluciones a los afectados sin coste alguno para estos (y yo añado, faltaría mas).


El caso es que la situación generada me ha planteado toda una serie de cuestiones, alimentadas sin dudar por el tiempo libre del que estoy disponiendo, que he decidido escribir.


- ¿Qué lugar ocupa el intermediario (Edreams, Lastminute, etc) frente a la Aerolinea? ¿Y frente al consumidor? ¿Nos encontramos ante algún tipo de mandato? ¿Está legitimado el intermediario para contratar en nombre de la aerolinea? ¿O realmente debe entenderse que el contrato únicamente se celebra entre consumidor y aerolinea, tal y como reflejan, por ejemplo, las condiciones contractuales de Edreams?

- Si bien es cierto que existe una cláusula al respecto en el condicionado general de RyanAir (ver condición 2), que determina como canal exclusivo de venta de billetes su propia página web, prohibiendo a terceros vender esos billetes, ¿puede limitar técnicamente RyanAir la venta a intermediarios impidiendo a priori dicha práctica? No se, no soy informático, pero entiendo que si pueden resolver todos los billetes emitidos a través de páginas de terceros, es que pueden evitar esa compra de forma previa (puesto que los tienen identificados). Si pueden, y no lo hacen, ¿no están cometiendo una negligencia en perjucio del consumidor y del intermediario?

- ¿Puede RyanAir limitar en una clausula general la actividad de todo un sector económico, como es el de la intermediación? ¿No genera esa conducta una gran inseguridad jurídica? ¿No generaría mucha mas seguridad limitar la actividad de operadores determinados?

- ¿Puede RyanAir dejar a su propio arbitrio (tal y como se deduce de la lectura de la cláusula) la vigencia del contrato? (Hoy te dejo volar, y mañana, ya veremos).
- ¿Constituye la práctica del screen scraping un perjuicio suficiente como para que RyanAir imponga una cláusula de este tipo? ¿O simplemente esconde el objetivo de obligar al consumidor a pasar por su página web, pudiendole ofrecer muchos mas servicios que el simple billete? (y por lo tanto, convertirse en intermediarios a su vez).

- ¿A quien debe reclamar el consumidor, a RyanAir, a Edreams?

Muchas dudas (y mas que tengo, pero por no cansar...) para pocas conclusiones concretas. Bueno, tengo tiempo...


  • Photo by 7cero

  • Artículo muy interesante de Enrique Dans sobre la problemática de la intermediación en el sector aereo.

Vistas


Esta es la vista que tengo ahora mismo. Desde la terraza, en Barcelona. Solo por esto ya vale la pena venir.
: )

Perdone, ¿tiene pan de chapata?

Imaginemos que uno entra en una panaderia:
- Buenos días.
- Buenos días.
- ¿Me da una barra de pan de chapata?
- Disculpe, ¿qué es eso?
- (sic) Pan, un tipo de pan...
- Pues no se lo que es, aqui solo tenemos baguettes.
- Gracias, adiós.
- Adiós.

Imaginemos que hablo con el director de la cadena de panaderías, y me asegura que en su cadena venden pan de chapata, que en cualquier tienda me lo facilitarán. Y vuelvo a entrar en otra tienda de la misma cadena de panaderías, y mantengo el mismo diálogo que el anterior con la persona que me atiende.

Pues asi es como se siente uno cuando entra en una tienda de telefonía, o cuando llama al servicio de atención al cliente. Resulta que se nos ha ocurrido (a Ramón y a mi) contratar un servidor de correo Exchange. Y eso supone contratar un nuevo servicio (y tener que configurarlo) para poder emplearlo desde la Blackberry. El caso es que llevo dos días llamando al Servicio de atenciónal cliente de Orange para dar de alta el nuevo servicio y la nueva configuración. Pues de siete llamadas, en solo dos sabían de que les hablaba ("ah si, el correo corporativo") y en ambas ocasiones me han indicado que acuda a una tienda de Orange para darme de alta. Os podeis imaginar la cara de "no se que es el pan de chapata" que me han puesto en las dos tiendas a las que he acudido. Y me dicen que llame al servicio de atención al cliente. Y en el servicio de atención al cliente, que vaya a una tienda... (Diós, he entrado en un bucle!)
La cuestión es que también pregunté en una tienda Movistar, por curiosidad, y la cara del dependiente fue la misma. Ni idea de lo que le estaba hablando.
Y el hecho es que entrando en las páginas web de ambas operadoras se oferta el servicio. Pero nada, en las tiendas, no les preguntes por nada que no sea una baguette, digo, un teléfono móvil.

¿Tan dificil es saber qué vendes?
En fin, me voy a comprar el pan...

Si no puedes con ellos, únete a ellos

Leo un interesante artículo publicado en Baquia.com (link al final) sobre el necesario cambio de visión que deben llevar a cabo las empresas sobre el uso de la Red y en concreto de los blogs. Realmente, es imposible (y en eso radica su esencia) controlar todo lo que se publica en los millones de blogs existentes en la actualidad. Eso implica que se pueda hablar mal de ti, que pueda quedar afectada tu reputación, y dado el alcance universal de Internet, provocar un grave problema para una empresa. ¿Qué hacer en un caso así? Pues la opción de requerir e incluso iniciar acciones legales puede ser realmente contraproducente, por cuanto puede tener un efecto multiplicador sobre la opinión negativa (óbviamente hay supuestos y supuestos, y las normas están para cumplirse). Puede que sea mucho más efectivo emplear (adecuadamente) los mismos canales para mejorar o cambiar la imagen de esa empresa.


El error de muchas de las empresas actuales consiste en no saber aprovechar el potencial que brinda la Red y sacarle partido. Las herramientas 2.0, bien utilizadas, aportan dos grandes ventajas: la posibilidad de llegar a una audiencia ilimitada y la posibilidad de acotar esa audiencia ilimitada a la que nos queremos dirigir. Así que si no puedes con ellos, únete a ellos.


Fugarse (y decirlo) sin discusiones

Imaginemos que uno tiene pareja, familia, mascota o lo que se le antoje tener y quiere perderla de vista, o fugarse. ¿Cómo decirselo? Para eso ha nacido slydial. Un nuevo servicio (de momento no operativo aquí) que permite llamar a alguien y hablar directamente con su buzón de voz. Así de sencillo, dejando un mensaje y evitando el mal rato de la respuesta. Como avanzan las comunicaciones...