Qué suerte la mía.

Huyo. Escaleras, abajo o arriba. O al fondo, a la derecha. Compartido, separado. Con símbolos fáciles de entender, con símbolos solo aptos para estudiados. Con mal o buen olor. Con papel y sin. Con secador de aire frío, con secador de aire caliente. Con puertas que se cierran por dentro, con puertas que no se cierran ni por dentro ni por fuera. De pared, de pared con mosca, para acertar. Alicatados, estucados, con mármol. Limpios, sucios, muy sucios. Pretenciosos, sobrios.  ¿Estás esperando? El sonido ambiente amortiguado. Joder qué ruido había. Pues sí que he bebido, sí. En el de pared siempre acierto. Qué musicón. Creo que hice bien poniéndome estas bambas. Qué baldosas más feas. Ya. Listo. Espejo. Agua. Dyson (como molan). Salgo de nuevo. Y ahí estáis. Qué suerte la mía. 


Una foto publicada por manelcervera (@manelcervera) el