Emprendepobres


 En los últimos años hemos visto cambiar el paisaje de nuestras ciudades. Entre medio del vacío que dejan los montones de carteles que anuncian locales en alquiler nos encontramos muchos negocios abiertos por personas que vinieron de fuera. Personas que en muchas ocasiones llegaron jugándose la vida. Quizá no pasaron un control de un aeropuerto, de esos de los que tanto que nos quejamos. No sufrieron un retraso en su vuelo de esos en los que la gente aprovecha para tuitear. Simplemente se lanzaron a la mar, a pecho descubierto, o se escondieron en un camión. Y llegaron buscándose una vida mejor. Y ahora, entre ese mar de locales vacíos, resisten con sus tiendas de alimentación, sus bares, sus supermercados. No hicieron un "business plan". No estudiaron en escuelas de negocios. Y lo apostaron todo por cambiar su vida. A veces, no es necesario mirar hacia Silicon Valley para aprender. 

twiCVer: aprovecha para definir que quieres ser de mayor.



Recuerdo cuando hace cosa de mes y medio @germanrosell nos comentó a @carmeagusti y a mí que tenía en marcha otro proyecto en internet. Una de nuestras aficiones alrededor de unas cervezas suele ser la de hablar de mil ideas de negocio, con el firme convencimiento de que a base de proponer una tras otra, algún día una se pueda convertir en un gran proyecto. Pero mientras unos sólo comentamos ideas, otros, como Germán y la gente de Ebentu,  sí tienen el valor suficiente como para probarlas.

Y así, entre trago y trago de una [ESPACIO PARA SU PUBLICIDAD] fue como Germán nos comentó que estaban creando una plataforma para que cualquiera pudiera colgar su CV en forma de tuits y que se iba a llamar "twiCVer". ¿En forma de tuits? ¿Pero cómo? Si, 10 tuits, 1.400 caracteres, para explicar qué has hecho hasta ahora y, más importante, qué quieres hacer. La primera impresión que a uno le viene a la mente es "qué idea más simple". Y acto seguido, y precisamente por esa primera impresión, la segunda: "mola".

¿Y por qué mola?

Para el que busca trabajo o pretender ser encontrado, porque le obliga a presentar una propuesta muy clara de posicionamiento en el mercado. Sí, te obliga, porque en el momento que tienes que reducir lo que has hecho y lo que quieres ser a 10 tuits, tienes que hacer un esfuerzo por sintetizar. Y eso implica escoger una opción, en detrimento de otra. Puedes haber hecho muchas cosas, pero da igual, porque tienes que escoger. Y eso acaba convirtiéndose en una propuesta clara de tu marca personal. Obviamente esa propuesta de marca personal se puede realizar desde muchas plataformas, pero el esquema que te obliga a seguir twiCVer  es una muy buena pauta a tener en cuenta para definirla. Puedo asegurar que yo tardé un buen rato en redactar los tuits, porque me obligó a pensar sobre mi trayectoria pasada y futura. Y eso es un muy buen ejercicio.

Me gusta también porque el simple hecho de estar redactando un tuit invita a usar un tono, un registro en el lenguaje, distinto al habitual en otras plataformas. Está claro que cada uno tiene su estilo propio a la hora de escribir tuits pero uno de los éxitos de Twitter es que la mayoría de las personas usuarias huyen de un tono neutro, de teletipo de noticias, y  eso ayuda a adivinar en mayor o menor medida cómo es la persona que está detrás de ese tuit. Pues ese tono se traslada inconscientemente a la forma redactar tu CV en twiCVer. Y a mí eso me parece una gran ventaja, porque, nos guste o no, la línea que separa el yo personal del yo profesional es cada vez más fina. En un mercado tan saturado de buenos profesionales con una formación académica y una experiencia profesional de alto nivel, una de las formas (¿o la única?) de que tu marca de diferencie de las demás es el factor personal, el cómo te relacionas, la forma en la que explicas las cosas y cómo influye eso en el lector a nivel emocional. No digo que eso no pueda hacerse en otras plataformas, como Linkedin, pero por definición, los CV que hemos colgado en esas plataformas, suelen ser una relación cronológica de estudios y experiencia profesional. Demasiado neutro para lo que viene.

Mola también porque esa propuesta de posicionamiento tan específica puede ayudar a los reclutadores en su trabajo. En un sólo tuit pueden saber qué es lo que busca esa persona y decidir si encaja o no en lo que buscan. Y en el uso de los perfiles de Twitter para dar referencias, tanto de personas con las que has trabajado como de empresas, facilitando la forma de contactar y preguntar. Es mucho más rápido tuitearse con alguien que tener que enviar un correo. Y dependiendo de a quién cites, y la relevancia de las personas a las que cites, tu valor es mayor, obviamente (claro que puedes citar a personas relevantes que no se acuerden ni de quién eres, pero me parece una estrategia pésima). Por supuesto, que el motor de búsqueda funcione adecuadamente y presente los resultados pretendidos será un factor importante a la hora de que los reclutadores confíen en la plataforma. Y que por tanto, decidan pagar por su uso.

Así que puedo decir que el proyecto me gusta porque te obliga a ser muy concreto, a saber muy bien lo que quieres ser de mayor, y a que sea más fácil que te encuentren los que buscan. 

Y por último, también me gusta porque es un proyecto de unos amigos, de @germanrosell y el equipo de Ebentu, que son buena gente y buenos profesionales, y que en medio del mal rollo general en el que vivimos se atreven a lanzar proyectos (sí, en plural) nuevos. Ahora "sólo" se trata de conseguir una masa suficiente de usuarios como para convertirse en una herramienta útil para encontrar candidatos. Y aprender de la experiencia, salga como salga. Al fin y al cabo, sólo es el primero de muchos : )

pd: mi perfil en twiCVer  http://www.twicver.com/es/cv/manelcervera