Gracias

Este post tiene dos objetivos: uno, claro, tal y como indica el título, dar las gracias. En los últimos años he ido tomando decisiones importantes en mi vida, personales y profesionales. Decidí "salir de la zona de confort" (expresión tan de moda actualmente) en todos los ámbitos, porque lo necesitaba. Tenía un trabajo estable, como abogado, estaba acomodado, pero no me gustaba, y decidí cambiar. Me involucré en el proyecto de Sagaris, uniendo derecho (lo que sabía) y tecnología (lo que me gusta). A la vez, inicié una aventura  mucho más compleja de lo que estaba previsto, el MBA.  Trescientos kilómetros en coche cada lunes, volviendo de noche, durante dos años. Fines de semana yendo y viniendo, durmiendo de prestado, intentando levantar una empresa y sacando el máster, e intentando tener vida, claro. E invertir todo el dinero en ambos proyectos. Acabar el máster, vender mi parte en Sagaris y empezar de cero en un sector del que no tenía ni idea pero en el que me han dado la oportunidad de trabajar. Todo ésto, que al fin y al cabo son solo unas líneas de un post, son a la vez el resumen de unos años que están siendo duros, más de lo previsto. Pero también lo son de unos años en los que he conocido a muchísima gente maravillosa. Gente que ayuda y apoya. Gente a la que conozco hace mucho tiempo, y gente a la que pese a prácticamente no conozco pero que está dispuesta a ayudar desde el primer día. Y mi familia, claro. Y eso conforma una red (como la de los equilibristas) que te permite seguir adelante. A esa red conviene mimarla y darle las gracias de vez en cuando, reconociéndole su trabajo. Y eso es lo que pretendo con este pequeño post. Yo por mi parte, seguiré intentando hacer las cosas  lo mejor posible, pasármelo bien cada día, disfrutar y devolveros lo que he recibido. Y si a ti te entran ganas de decirle "gracias" a esas personas, que todos tenemos, ya habré conseguido el segundo objetivo del post.

No hay comentarios: