Intenta que tus presentaciones no sean un tostón

Como últimamente he tenido que asistir a muchas presentaciones (de profesores, de compañeros...) he tenido tiempo para reflexionar sobre como debería ser una buena presentación en público (o como no tiene que ser). Así que me permito escribir mis reflexiones al respecto, por si a alguien le sirvieran de algo. No me considero ningun experto en la materia, pero por lo menos si intento aplicar algo de lo que seguidamente comentaré.

  • Antes de empezar a preparar la presentación, hazte una pregunta: Si yo fuera a ser espectador de esa presentación, ¿qué me gustaría ver?. Tenemos una tendencia natural a ponernos a preparar cualquier presentación en función de nosotros (nuestros conocimientos, nuestras expectativas...) y creo que eso es un error básico. No nos olvidemos de que se trata de una presentación PARA el público. Por lo tanto, empieza por el final. Imagínate que formas parte del público de esa presentación: ¿cómo me gustaría que me presentaran el tema?
  • Ponle ganas. Da igual lo que presentes. Puede que te apasione, pero puede también que te toque presentar algo que, en el mejor de los casos, no te importe lo mas mínimo. Debe parecer que el tema te gusta. No se trata de sobreactuar, pero quizá si de interpretar un poquito. El simple hecho de ponerle ganas se acabará notando en tus gestos, en tu expresión, y así llegarás mucho mas fácilmente al público.
  • Menos es mas. Ajústate estrictamente al tiempo. Óbviamente cada tipo de presentación requiere de un tiempo. Pero alargar innecesariamente cansa. Vuelve a pensar, si yo estuviera en el público... No se trata de decir muchas cosas. Se trata de decir las importantes.
  • Prepáratela, pero no la memorices. Si te implicas en el tema (lo dicho, ponle ganas) no necesitaras memorizar el tema. Se trata de aprender los conceptos clave, y explicarlos. Pero da mucha rabia ver a gente soltando un tema como si de un opositor se tratara. Resta credibilidad.
  • Usa soporte visual, pero con medida. Pocas presentaciones no se acompañan del típico powerpoint. Creo que es útil. Si eres capaz de hacer una buena presentación sin soporte visual, eres un crack. Si eres como el común de los mortales, usa soporte visual, pero recuerda, menos es mas. Las diapositivas con mucha letra aburren, y nadie se las lee. Llama mucho mas la atención una única frase, con una tipografia bien grande.
  • Muévete. Si puede ser entre el público, mejor que mejor. Si las condiciones no te lo permiten, usa los gestos. Ya se que parece una perogrullada, pero todos tenemos tendencia a parecer una estatua.
  • Se original. Sí, fácil de decir, pero difícil de llevar a la práctica. Se puede ser original, por ejemplo, intentando provocar al público. Claro está, depende del foro en el que uno presente. Pero ser distinto despertará interés entre los que te escuchen.
  • Usa el sentido del humor. No todo el mundo es capaz de usarlo, y si no se está muy seguro, mejor no intentarlo (puede ser contraproducente). Pero si tienes capacidad, es un recurso fundamental. No se trata de hacer un monólogo de "el club de la comedia", pero seguro que recuerdas con mucha mas facilidad a aquel ponente que a la vez que te contó algo interesante, te hizo reir. Mantendrás al público despierto, y será mucho más fácil que llegue tu mensaje.

Lo dicho. Se trata de algunas reflexiones propias de como me gustaría a mi que fuera una presentación, sobre las muchas que he podido ver. A ver si consigo que algun dia me salga una con todo : )

No hay comentarios: