Fin de la primera parte


Parece que fue ayer (viva los tópicos) que empecé mi andadura en el MBA y resulta que hemos acabado ya el primer año. Realmente ha sido un año duro, cargado de trabajo, al que en mi caso he tenido que añadir la cantidad de kilómetros y kilómetros que he recorrido (definitivamente aprovecharé el mes de agosto para renovar la colección de CDs que llevo en el coche). Cierto es que no envidio al algunos de mis compañeros que pese a no tener que recorrer tanta distancia, no pueden compaginarlo con un trabajo que les permita organizarse el tiempo a su manera. En muchas ocasiones, una cosa ha ido por la otra.

Durante este tiempo me he encontrado con materias totalmente desconocidas (¿que sabe un abogado de "operaciones"?), u otras que me han permitido darme cuenta de que oxidadas tenía las matemáticas (calculadora científica...?). Pero realmente, si me tengo que quedar con algo de este primer año es con la gente, y en especial, con algunas de las personas que he conocido. Creo que solo por eso ha valido la pena este primer año. Eso si, un descanso tampoco nos irá mal. Así que nada, a disfrutar de las vacaciones escolares.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Manel, ahora te toca descansar los codos y la mente.
Que te vaya bonito!!!!!


Marivi