Reflexiones como emprendedor

Como al margen de abogado (raro) me considero también miniempresario y emprendedor, me permito escribir una serie de conclusiones a las que he llegado en lo que llevo de esto (teniendo en cuenta que las verdades absolutas no existen) :

  • Preguntate siempre ¿por qué? El día a día nos lleva a no pensar muchas veces lo que hacemos. La toma de decisiones es una constante en el emprendendor. Basandome en la cantidad de decisiones que he tomado sin preguntarme por qué, me doy cuenta de como lo volvería a hacer ahora. Hay que pensar por qué (motivo/finalidad) y que nos supone (recursos a destinar). Y decidir, obviamente. No decidir ya es en si mismo una decisión.
  • Aprende a decir no. Muy relacionado con lo anterior, si se plantea una decisión que no pasa el test motivo/recursos hay que saber decir que no. No confudamos oportunidades con buenas oportunidades. Lo digo por experiencia.
  • Solo no puedes. Mal acompañado, tampoco. Saber rodearse de gente que aune ganas y capacidad es complicado. Sin un buen equipo es difícil que un proyecto salga adelante. Con un mal equipo, seguro que no saldrá adelante.
  • Cuestionate siempre lo que hagas. La autocomplacencia es muy mala. La autocrítica, necesaria.
  • Comete errores. No es que sea obligatorio, es que imposible evitarlo. Aprende de ellos.

En fin... voy a analizar mi último error : )

1 comentario:

Anónimo dijo...

El fracaso derrota a los perdedores e inspira a los ganadores (Robert T. Kiyosaki)