Mindoniense.com: si pero no....

Poco a poco van apareciendo sentencias que aplican la LSSICE. La semana pasada conocimos el resultado de la sentencia del caso "mindoniense.com". Se trata de una demanda de carácter civil en la que se reclaman unos daños causados contra el honor, la intimidad y la propia imagen derivados de unos comentarios vertidos en un foro, en la mencionada página. Dichos comentarios tachaban al alcalde de la localidad de Mondoñedo de especulador y entre otras cuestiones, hablaban de presuntos negocios inmobiliarios. En cualquier caso, lo realmente relevante de la sentencia es como aplica el régimen de responsabilidad de la LSSICE (la sentencia trata otras cuestiones, como qué se considera prestador de servicio y que no, pero no abordaré esa cuestión).

Cabe recordar que la Ley en sus artículos 16 y 17 (primero respecto a los que alojan contenidos y segundo respecto a los que facilitan enlaces) viene a decir, de forma resumida, que ningún prestador será responsable respecto de la ilicitud de contenidos de terceros salvo que tenga el llamado conocimiento efectivo de esa ilicitud. Y el mismo artículo se encarga de definir que se entiende por conocimiento efectivo:

se entenderá que el prestador de servicios tiene el conocimiento efecto a que se refiere el párrafo a) cuando un órgano competente haya declarado la ilicitud de los datos, ordenado su retirada o que se imposibilite el acceso a los mismos, o se hubiera declarado la existencia de la lesión, y el prestador conociera la correspondiente resolución, sin perjuicio de los procedimientos de detección y retirada de los contenidos que los prestadores apliquen en virtud de acuerdos voluntarios y de otros medios de conocimiento efectivo que pudieran establecerse

En el supuesto analizado, los administradores del blog tuvieron conocimiento de los comentarios por sus propios medios, cuestión que queda probada al publicar una política de exención de responsabilidad al poco tiempo de la publicación de los comentarios. Además, instalaron un sistema automático de control de contenido que permite evitar la publicación de según que comentarios, demostrando su buena fe al respecto. Dicho esto, el Juzgador se plantea en la resolución que si bien tenían conocimiento efectivo, no tenían en ese momento el conocimiento de la ILICITUD de los comentarios. Si bien podían sospechar que fueran ilícitos, no se pueden entender que efectivamente lo supieran. Y, de forma muy resumida, se desestima la petición de responsabilidad en base a ese desconocimiento (de la ilicitud, no de los comentarios).

Hasta aquí bien. Me parece un paso adelante en la aplicación de la LSSICE, obviada en otros supuestos de forma totalmente injustificada, a mi entender (ver caso de merodeando).

Sin embargo, no comparto la segunda parte del razonamiento de la sentencia. No se estima la petición y por lo tanto no hay condena por cuanto los administradores retiraron los comentarios en cuanto recibieron una notificación de la Unidad Orgánica de la Policia Judicial en la que se trasladaba la apertura de unas Diligencias Previas sobre la existencia de un posible delito (el demandante, de forma previa a la reclamación civil, había presentado denuncia por vía penal, que fue archivada por la imposibilidad de identificar a las personas que habían vertido los comentarios). Por lo tanto, deduzco que si una vez trasladada a los administradores la apertura de la investigación éstos no hubieran retirado los comentarios, si se hubiera considerado en la via civil la responsabilidad demandada. Y ahí es donde no puedo estar de acuerdo, porque al final, el demandado se acaba saliendo con la suya. Es decir, los comentarios ya no estan.

¿Por qué si la norma nos dice que para tener conocimiento efectivo de la ilicitud es necesario que (a) un ÓRGANO COMPETENTE declare la ilicitud o (b) que exista una RESOLUCIÓN (notificada al prestador) declarando la existencia de la lesión hubiera sido suficiente con la apertura de unas Diligencias Previas para considerar el requisito cumplido? No creo que la Guardia Civil (con todos mis respetos) sea el órgano competente para declarar la ilicitud, y está claro que resolución no existía. Por lo tanto, en mi humilde entender y visto lo visto hasta ahora, creo que se trata de un paso adelante, pero no EL PASO adelante. Y pese a que puedan parecer cuestiones propias de juristas, abogados y gente de mal vivir, creo que la cuestión va mucho mas allá, puesto que se ponen juego dos derechos fundamentales de todos, el de la libertad de expresión y el del derecho al honor, la intimidad y la propia imagen. En fin, que aun queda camino por recorrer...

2 comentarios:

Miquel Peguera dijo...

Hola Manel,
He descubierto ahora tu blog. La entrada sobre mindoniense es interesante. He escrito un par de posts sobre el caso en un blog que acabo de abrir para seguir la aplicación del sistema de responsabilidad la LSSICE.
Salutacions!
Miquel Peguera (i de Lleida, que consti)

Manel Cervera dijo...

Hola Miquel,

Gracias por tu comentario. Me agrego tu blog para seguirlo atentamente.

Una salutació. Manel :)