Desisto....

Uno se da una vuelta por Internet (si es que uno se puede "dar una vuelta" por Internet) y se da cuenta de las inmensas posibilidades que da la Red y también de las inmensas posibilidades de estrellarse que existen si no se hacen las cosas bien. Es cuestión de entrar en unas cuantas tiendas virtuales y darnos cuenta de lo poco que cuesta hacer las cosas bien y que mal se hacen en muchas ocasiones.

Ejemplo: el artículo 71 del RD 1/2007 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias nos dice, y es aplicable a las compras por Internet, que el consumidor tendrá un plazo de 7 dias hábiles para desistir de la compra. Esto es, podrá devolver el artículo adquirido sin tener que justificar ningun motivo. Pues bien, el mismo artículo dice que si el empresario no hubiera informado en el momento de la compra de la existencia de ese derecho (sirve con copiar la ley), ese derecho existe durante los TRES MESES siguientes a la compra. No se, pero me da a mi que, por ejemplo, que te devuelvan en marzo todos los complementos navideños comprados en diciembre puede suponer un problema importante para el responsable de una tienda virtual. Y todo por no poner dos líneas de texto....

1 comentario:

Maribelita dijo...

Ehhhh, muy buena idea, ya sé dónde comprar las bolas para el árbol la próxima navidad...
Desde el calor terrible de Madrid, mil besos