Gracias

Este post tiene dos objetivos: uno, claro, tal y como indica el título, dar las gracias. En los últimos años he ido tomando decisiones importantes en mi vida, personales y profesionales. Decidí "salir de la zona de confort" (expresión tan de moda actualmente) en todos los ámbitos, porque lo necesitaba. Tenía un trabajo estable, como abogado, estaba acomodado, pero no me gustaba, y decidí cambiar. Me involucré en el proyecto de Sagaris, uniendo derecho (lo que sabía) y tecnología (lo que me gusta). A la vez, inicié una aventura  mucho más compleja de lo que estaba previsto, el MBA.  Trescientos kilómetros en coche cada lunes, volviendo de noche, durante dos años. Fines de semana yendo y viniendo, durmiendo de prestado, intentando levantar una empresa y sacando el máster, e intentando tener vida, claro. E invertir todo el dinero en ambos proyectos. Acabar el máster, vender mi parte en Sagaris y empezar de cero en un sector del que no tenía ni idea pero en el que me han dado la oportunidad de trabajar. Todo ésto, que al fin y al cabo son solo unas líneas de un post, son a la vez el resumen de unos años que están siendo duros, más de lo previsto. Pero también lo son de unos años en los que he conocido a muchísima gente maravillosa. Gente que ayuda y apoya. Gente a la que conozco hace mucho tiempo, y gente a la que pese a prácticamente no conozco pero que está dispuesta a ayudar desde el primer día. Y mi familia, claro. Y eso conforma una red (como la de los equilibristas) que te permite seguir adelante. A esa red conviene mimarla y darle las gracias de vez en cuando, reconociéndole su trabajo. Y eso es lo que pretendo con este pequeño post. Yo por mi parte, seguiré intentando hacer las cosas  lo mejor posible, pasármelo bien cada día, disfrutar y devolveros lo que he recibido. Y si a ti te entran ganas de decirle "gracias" a esas personas, que todos tenemos, ya habré conseguido el segundo objetivo del post.

Montemos un bar (una sencilla visión sobre qué es Cloud Computing)

Imagínate que eres propietario de un bar. Imagínate que solo tuvieras que preocuparte de qué tipos de clientes quieres y de atenderles. Vamos, solo preocuparte de lo fundamental del negocio. Imagínate que no tienes que escoger el tamaño del local, cuántas mesas, cuántos camareros, elementos decorativos e incluso la variedad de ginebras con las que servirás los gintonics. Y no tienes que preocuparte porque el día que el local se empieza a llenar, el local se expande, y cuando está más vacío, se contrae. Y que solo pagas alquiler en función de los metros de local que utilizas en cada momento. Nada de pagar por 200 m2 todo el mes, cuando al final se te llena solo viernes y sábados por la noche. Pero además, imagina que el día que te apetece tener un ambiente tranquilo cuentes con las mesas necesarias, y el día que quieres organizar una fiesta no tengas mesas ni que preocuparte por ellas, o  de la ambientación. O mejor aún, por contratar camareros (y camareras), porque éstos aparecen en el bar en función de la cantidad de gente que haya en ese momento, y van yéndose en el momento en que empieza a bajar el aforo. E incluso, no tener que contar con stock. Que de repente le da a todo el mundo por una cerveza en concreto… tranquilo, la tienes, la que necesitas. Solo la que necesitas.

Piensa que además, no tienes que preocuparte en ningún momento de coordinarlo, todo simplemente pasa. Así que, como decía al principio, tú solo tienes que saber hacer bien tu trabajo, elegir qué clientes quieres y tratarlos como se merecen. Y pagar solo por el tiempo que has disfrutado de un espacio, de una ambientación, o de un stock de bebida concreto.

¿Sería genial verdad? Pues eso es el Cloud Computing. Hasta ahora las empresas tenían que comprar servidores, instalar infraestructuras, instalar redes, contratar personal destinado a ello, pagar por suministros…. En definitiva, invertir muchos recursos en un elemento del negocio indispensable, pero del que la mayor parte de las veces se tiene mucho desconocimiento y que además no está incluido en el core business.  No solo eso, sino que esa inversión siempre se hace en función de las puntas de trabajo, por lo que,  la mayoría de veces se cuenta con una infraestructura que supone un gran desembolso inicial y que en una gran parte del tiempo no es realmente aprovechada.

Gracias al Cloud Computing una empresa puede olvidarse de eso, mediante el aprovechamiento de unos recursos ajenos (infraestructura, comunicaciones, personal) diseñados precisamente para eso, para servir a otras empresas. No se trata de una tecnología nueva, sino de una nueva forma de acceder a la misma. Y no se trata de una forma de trabajar  únicamente válida para las grandes empresas, sinó todo lo contrario, también las pymes pueden ser perfectas usuarias, ya  que el desembolso está vinculado al uso (tanto disfrutas, tanto pagas). Si a eso, pago por uso, le añadimos que los procesos son automáticos (o cada vez más, en función del prestador y del nivel de servicios que pactemos), parece que no valorar el trabajar "en la nube” puede ser un error. ¿A qué estamos esperando? Montemos un bar. 

Fotografia cedida gentilmente por Alex Martinez (@Alex_EOS) : )

¿Por qué somos improductivos?

Llevamos tiempo escuchando que aquí se trabaja muchas horas pero que sin embargo somos muy poco productivos. Probablemente los factores que provoquen eso sean varios y distintos, pero creo que hay uno especialmente importante: Los que tienen (tenemos) que dirigir no saben (sabemos):

  • No se fijan correctamente los objetivos. Por lo tanto, la persona trabajadora no tiene claro cual es su cometido mas inmediato, cual es mas importante, y cual no tiene relevancia.
  • El desconocimiento del cometido concreto supone no poder evaluar la tarea desempeñada de una forma objetiva. Por lo tanto, si el resultado no es medible, porque no se ha fijado de antemano el objetivo, la única manera de justificar el trabajo es “figurando”. Horas, horas y mas horas en la oficina. Y así, todos contentos.
  • ¿Por qué no se establecen correctamente los objetivos? Muy fácil, porque cuesta un esfuerzo a los que dirigen (dirigimos). Cuesta porque tienes que exigir a los de encima que te den las directrices necesarias (y muchas veces no están por la labor), y cuesta porque tienes que ser capaz de asimilar, transmitir y motivar a tu equipo para que sean capaces de llegar a esos objetivos. Total, un esfuerzo. Mejor echamos horas, es más cómodo
  • Si fueramos capaces de hacer ese esfuerzo, y de establecer metas, no haría falta estar horas y horas, solo conseguir el resultado, medirlo y actuar en consecuencia. Y además, conseguiríamos de una vez por todas superar lo de trabajar físicamente en la oficina. Y todos seríamos mas felices.

¿Y ahora, qué tenia yo que hacer? Ui, si aun son las 7….

De como Twitter sirvió para resolver una cuestión médica


Me cuenta mi amiga Marta Hernandez, en twitter @MartadeMarte, endocrinóloga en el Hospital Universitari Arnau de Vilanova, como a través de la ayuda que le prestaron, en tiempo real y a través de Twitter, pudo atender a una paciente de origen hindú que solo hablaba punjabi. Se le presenta la paciente, a la que le han diagnosticado una diabetes que necesita tratar con insulina. Se trataba de explicárselo y de darle todas las instrucciones que debía seguir a partir de ahora para tratarse (todos sabemos que la diabetes supone un aprendizaje sobre dieta, horarios, pinchazos de insulina, etc.) El problema llega cuando la paciente no entiende nada de nada. Obviamente era totalmente necesario que entendiera las obligaciones y riesgos que supone. Y ahi es donde Marta, que no disponía de traductor de "punjabi", tuvo la genial idea de mandar el siguiente twit:





La cuenta @DiabetesUk pertenece a la The British Diabetic Association. Como bien indica el nombre, la asociación da información a personal sanitario y pacientes sobre la diabetes y utilizan la cuenta de Twitter como uno de sus canales de comunicación. Y ciertamente lo usan bien, porque a la petición de ayuda de Marta, en el mismo instante, contestaron:



El link en cuestión conduce a un completo compendio de artículos en punjabi con información sobre la diabetes. Y a partir de ahí Marta pudo comunicarse con la paciente y explicarle lo que necesitaba.

Del caso, curioso en si mismo, me quedo con la genial gestión de la comunidad de la British Diabetic Association, del ejemplo que es de la utilidad real del uso de herramientas como Twitter, y, por supuesto, de la agudeza de reflejos de Marta para gestionar una situación complicada. Para tomar nota.


Atiende, que te están hablando.

Estás en el curro, delante del ordenador, con tropecientas ventanas abiertas, Outlook, varias de Chrome, un correo a medio redactar, quizá TweetDeck... y alguien te habla. Levantas la mirada y atiendes. Te empiezan a explicar algo, sigues atendiendo, hasta que por el rabillo del ojo entra un correo, o un tuit. Y bajas la mirada, y mientras te siguen hablando, lees lo que ha entrado y sigues "escuchando", y vuelves a levantar la mirada. Y así sucesivamente.

Quizá sea una chorrada, pero a mi me jode cuando me lo hacen. Y yo soy el primero que lo hace. Sea o no muy relevante, la persona que está delante tuyo, te está explicando algo, y merece tu atención. Y si no es el momento, lo mejor es indicarlo, con toda correción. Puede que si no, al final, desista de explicarte cosas por tu falta de interés. Así que me voy a proponer no hacerlo. A ver si lo consigo.

Mi apego al móvil, aun no estoy preparado para tratarlo.... En otra sesión.

Ya nada será como antes



Escribo esto cuando la plaza del Sol aun está a rebosar de gente. Madrid y casi 80 ciudades mas siguen albergando a gente indignada, cabreada con la situación actual. Hoy se celebran elecciones locales y autonómicas en muchos sitios. Y después de estas elecciones, ya veremos qué ocurre con las concentraciones. Pero, pase lo que pase, creo que ya nada será como antes:

1) La juventud actual no es apática. Quizá no lo ha sido nunca. Quizá no había tenido motivos suficientemente importantes como para manifestarlo públicamente. Pero ya nunca mas se podrá decir que los jóvenes de hoy en dia no luchamos por nada. Hemos sido una generación acostumbrada a escuchar frases del tipo "tu no sabes lo que es pasarlo mal". Cierto. Hemos vivido siempre en libertad. Pero no poder desarrollar tu vida como te la has imaginado es bastante jodido. Sobre todo cuando es perfectamente factible si todo el mundo pusiera de su parte.

2) Se ha cobrado conciencia común de la magnitud del problema. Lo sabíamos. Hace mucho tiempo que en cualquier conversación cotidiana se reflejaba un cabreo importante con la situación actual. Pero ese cabreo quedaba ahí, al acabarse la cerveza, en ese bar. Era como aquel familiar que todos sabemos que está enfermo, pero del que nadie se atreve a hablar. Ahora, el movimiento generado nos obliga a todos, de una vez por todas, a tomar medidas. Cada uno en relación a la cuota de responsabilidad que le corresponda.

Si, quéjate, vota a otro partido, exige un mayor control sobre el sistema financiero, o cambia de banco a otro que te parezca mas justo. Pero si estás en paro cobrando la prestación por desempleo, empieza a buscar curro desde el primer día, como si no te fueran a abonar el paro mas de 3 días. Y si eres empresario, no aproveches a excusa de la crisis para exigir más a cambio de menos. Lo dicho, cada uno, su cuota.


3) La clase política no puede esperar mas a cambiar. Para que creamos de nuevo en ellos deben de volver a legitimarse, como entiendo que lo estaban cuando consiguieron sentar las bases de nuestra democracia. ¿Qué entiendo por legitimarse? Pues el no volar en Business cuando se están adoptando recortes en sanidad pública, renunciar a importantes pensiones posteriores al ejercicio del cargo cuando la prensa no hace mas que hablar de EREs o alejar cualquier atisbo de corrupción no permitiendo presentarse en listas a personas imputadas (si si, son solo imputados, pero "No basta con que la mujer del Cesar sea honesta, también tiene que parecerlo). Al final se trata de adoptar medidas basadas en el sentido común.

4) Si. Puedes unir a miles de personas protestando y puedes conseguir que la protesta sea totalmente civilizada, pacífica y ordenada. Es mas, sirve para reunir a personas que en otro contexto nunca se hubieran ni hablado. No debería volverse a relacionar la palabra "antisistema" con la palabra "violencia". Los personas violentas son eso, personas violentas.

5) Las redes sociales son la herramienta perfecta para acometer el cambio. Permiten una comunicación directa, libre y horizontal, sin estar sometida a control. Debemos ser conscientes de la necesidad de luchar por la neutralidad de la red.


Nadie sabe ahora mismo en que resultados concretos acabará el movimiento nacido el 15 de mayo de 2011, y si ni siquiera los tendrá. Pero una cosa es cierta, pase lo que pase, ya nada será como antes.


Foto de Alex Martínez (@Alex_EOS) de la #acampadabcn de ayer.

Aclaración 11.16: cuando hablo de "antisistema" me refiero a todas esas personas que no están de acuerdo en como funciona actualmente, no en personas que quieran acabar con él. Quizá sería mas adecuado un "anticomovaelsistema", pero no suena tan bien. : )

Actualización 24/05: se celebraron las elecciones y no ha habido ningún cambio destacable. Todo sobre lo previsto. Y las acampadas empiezan a perder cierto sentido. Sin embargo, sigo pensando que hemos asistido al inicio de algo. Obviamente, permanecer físicamente en la plaza ya no es la mejor opción, pero si mantener por otras vias el espiritu de crítica pacífica iniciado. Y en eso las redes sociales deben ser predominantes. Por último, las críticas al "no haber conseguido nada", me parecen una chorrada. No se puede pretender cambiar los problemas del sistema solo con una acampada de tres dias. Es solo un inicio.

Arròs covat.

Sin duda alguna, de las mejores series que he visto en muchisimo tiempo. Este capítulo es el último de la segunda temporada. Soy de "engancharme" mas bien a pocas cosas, y "Arròs Covat" lo ha conseguido. Recomendable verla entera para no perderse detalles de cada capítulo. #feenlacreatividad

pd: "Arròs covat" hace referencia a aquellas personas a las que "se les pasa el arroz.." ; )


¿Y si Pau Donés copiara a los Grateful Dead?

Parece mentira que aun existan discusiones sobre el futuro de la música (y el cine), sobre la pirateria, las descargas y rollos varios. Me encuentro, repasando un libro del máster, el caso de los "Grateful Dead".

Los Grateful Dead, grupo de rock norteamericano de finales de los 70, constituyeron el primer caso de éxito de un nuevo modelo de negocio. El grupo, cansado de que la productora se quedara con una parte muy importante de los ingresos obtenidos por la edición de sus temas, decidió variar la fuente de los mismos. Así que ni cortos ni perezosos empezaron a dejar que el público grabara sus conciertos, facilitándoles incluso una conexión a la mesa de sonido, de forma que la gente posteriormente podía disfrutar de su música gratis. Además, fomentaban que al gente se pasara esas grabaciones, consiguiendo ser conocidos cada vez por mas gente. Con eso obtuvieron una legión de fans tan importante que, por poner un ejemplo, les supuso llegar a recaudar 50 millones dolares al año por la venta de entradas. Ingresos que eran íntegramente para ellos. No solo eso, sinó que conseguían que cada concierto fuera diferente al anterior, fidelizando y promoviendo que los fans quisieran repetir y, por supuesto, adquirir productos de "merchandising". Ese "merchandising" les generaba, de media, unos 70 millones de dólares al año.

Total, que el caso me llama la atención porque los podríamos tachar de visionarios. En el momento actual, en el que el archivo digital prácticamente no tiene coste (y digo el archivo, no la música, ni el cine), y en el que éste está al alcance de todos, pretender generar ingresos con la venta de soportes es una auténtica utopía. Así que ha llegado a la hora de que los artistas, productores y demás acólitos se remonten mas de 30 años atrás y copien el modelo inventado por "Grateful Dead". Copiar quiere decir adaptarlo y aprovecharse de la cantidad de ventajas que les ofrece la Red y la tecnología actual (poder llegar a mucho mas publico de una forma inmediata, poder mejorar la fidelización de ese público, poder medirla, promocionarse, etc, etc).

Y si son capaces de hacer bien ese cambio, seguirán ganando dinero, cosa muy lícita, y dejarán de meterse con la gente. Que ya cansan.




Links varios: para los que estén interesados en el caso, existe incluso un libro "Marketing Lessons from the Grateful Dead: What Every Business Can Learn from the most Iconic Band in History". algunos artículos, como "Lessons From the Dead: Keep on Truckin`, Napster" (2001, muy curioso, hablando de cual sería el modelo de negocio de Napster... : ) o un caso escrito a tal efecto.





Tertúlia a Ràdio UA1 sobre emprenedors

Aqui deixo la meva participació ahir a la tertulia de Radio UA1 @UA1FM sobre emprenedors, amb la participació també de @ghervera, Xavier Gispert i Xavier Ticó. Crec que els vivers d'empresa son una bona eina pels emprenedors, però que han de deixar de considerar-se simples espais, per passar a ser eines de llançament de l'emprenedor. I també crec que ja es treballa en aquesta línia. Però tot es millorable ; )
Va ser divertit, la veritat.




Conclusiones Desayuno de Trabajo sobre Hosting Isp Cloud Computing Madrid 19 Enero 2011

Os dejo las conclusiones redactadas por @EmilioMarquez, con la colaboración de Javier Martin @loogic @hostarting. Me queda pendiente comentarlas.

De por qué me gusta participar en actos como el de ayer

Pues ya pasó. Ayer celebramos el primer Iniciador en Lleida. Y salió bien. Me gustó encontrarme con mucha gente conocida, pero también conocer a gente nueva e interesante. Me gustó porque es necesario que en ciudades como Lleida se organicen cosas de este tipo. Si algo nos permite la tecnología hoy en día es darnos la posibilidad de crear grandes proyectos, independientemente de la ubicación, en una especie de democratización del movimiento emprendedor. Y me gustó también porque momentos así rompen con el triste "trending topic" de este tiempo que nos ha tocado vivir: "crisis". Si, crisis, si, pero también gente con ganas de superarse y de hacer las cosas bien. Poder comprobar como proyectos de personas que viven en el pueblo de al lado no solo han funcionado, sinó que son referentes a nivel mundial, reconforta. Por eso creo que borrar de nuestro insconciente la palabreja "crisis" depende de la actitud que cada uno de nosotros tome ante su vida. Si te apetece, crea tu empresa (como decía Javier Martín, con el objetivo que se marque cada uno, hacerse rico, muy rico, disfrutar de intentarlo, no tener jefe, retarse, allá cada cual). Si no te apetece, no lo hagas. Hazte un "intraemprendedor", aunque trabajes por cuenta ajena (yo ahora mismo me considero uno de éstos).
Pero en cualquier caso, haz algo, coño.

Primer Iniciador en Lleida

Uno de los eventos mas importantes sobre emprendedores e internet por fin recala en Lleida. Y en esta primera edición nos visita Javier Martin de loogic, el blog de referencia en España sobre negocios en internet, y fundador de Iniciador. A Javier le conocí hará mas de dos años, cuando organizamos el curso de Derecho y nuevas tecnologías con Sagaris. Si ya en aquel momento nos explicó cosas interesantes sobre las tendencias del mercado, no quiero ni pensar ahora, mas de dos años después, tal y como ha evolucionado todo.

Así que si estás por Lleida el 9 de marzo, no lo dudes, a las 19.15 en el Cercle d'Economia de Lleida (c/Nadal Meroles 20)

Si quieres venir + info