Obligaciones de información en la venta por Internet: la información antes del contrato

Si en el post anterior trataba las obligaciones de información en general, en este me centraré en las obligaciones de información ANTES del contrato. Para ello, es necesario detenerse en la normativa de los contratos a distancia, tipo de contrato en el que se enmarca el de comercio electrónico.

La normativa básica que rige estos tipos de contratos es el RD 1/2007, que refunde la antigua Ley general de defensa de Consumidores y Usuarios con otras normas, creando un texto legal único. A partir del artículo 92 en adelante la norma trata los contratos a distancia.
Cosas a tener en cuenta ANTES de la celebración del contrato:
- Como decía en el post anterior, deberíamos haber publicado nuestra información identificativa y la relativa a los pasos a seguir para la contratación, segun el artículo 10 y 27 de la LSSICE.
- Es fundamental dar la mayor información posible al consumidor. En este sentido, cualquier visitante debería poder acceder a las condiciones de compra SIN tener que iniciar el proceso y, si es posible, en un único click desde la página principal (y usando un enlace claro).
- En todo momento, el consumidor debería estar informado de:
  • Las características esenciales del bien o servicio. No olvidemos que el consumidorde está comprando sin "tocar/ver". Es decir, cuanta mas información, mejor. Sin embargo, no olvidemos que aquello que presentemos en la web, aunque despues no se recoja expresamente en el contrato, se INTEGRA en el mismo. La publicidad, aquello que ofertemos, pasa a ser parte del contrato y es exigible por el consumidor. Por lo tanto, debe tenerse cuidado con segun que reclamos, tanto en la propia página web como en el uso de recursos publicitarios (banners en otras webs, correos electrónicos, etc).
  • El precio. Debe facilitarse siempre el precio final, desglosando impuestos, descuentos, gastos por tramitación... En este tipo de contrato es importante fijar quien abonará los gastos de transporte y que coste tienen.
  • El plazo de vigencia de la oferta. El consumidor, en un contrato de este tipo, puede almacenar la información presentada en la web. Es aconsejable siempre publicar un plazo de vigencia de la oferta para evitar reclamaciones a posteriori. Tambien debe determinarse la duración mínima del contrato si éste es de ejecución repetida.
  • Muy relacionado con lo anterior, si se prevé en el contrato, el empresario puede sustituir el bien o servicio solicitado por otro de igual calidad, en los casos en los que no pueda subministrar el inicialmente ofertado. Obviamente, el consumidor podrá rechazar dicho bien (tambien puede hacerlo aun siendo el que había pedido), pero ¿no es mucho mas facil que concretemos la venta si en vez de decirle "no nos queda" le mandamos uno de igual calidad? Pues se puede hacer si se prevé contractualmente.
  • La forma y plazo de entrega del bien. Lo explicaré cuando trate las obligaciones postcontractuales. Básicamente hay que tener en cuenta que tenemos 30 días para entregar el bien.
  • El medio de pago. Importante la cuestión de la responsabilidad de las partes en el uso de tarjetas. Tambien lo dejo para mas adelante.
  • La existencia del derecho de desistimiento. Le dediqué hace tiempo un post. Me parece una cuestión fundamental en el comercio electrónico. Volveré a él mas adelante. En cualquier caso, debe informarse siempre al consumidor de la posibilidad de DESISTIR sin motivo alguno, facilitándole ademas la documentación necesaria para ejercitar ese derecho. El incumplimiento de esta obligación supone que nos puedan devolver el producto hasta tres meses después de la venta.
  • Garantías. Debería especificarse el plazo de garantía del bien. Para los bienes nuevos la regla general es de dos años de garantía por norma. Importante, diferenciar las garantías comerciales (aquellas que proporcionan un valor añadido, como soporte, actualización, mejora) de las garantía legal, la cual es irrenunciable y obligatoria. Por lo tanto, por mucho que ofertemos una garantía de un año que incluye tropecientas cosas, la garantía siempre será de dos años desde la venta.

Nota: como es obvio las obligaciones aquí explicadas no recogen toda la casuística. Dependiendo del tipo de producto o servicio varían y debe acudirse al caso concreto para asegurarnos del cumplimiento de la normativa. Tampoco estaría de mas echarle un vistazo al Real Decreto 1906/1999, de 17 de diciembre, por el que se regula la contratación telefónica o electrónica con condiciones generales en desarrollo del artículo 5.3 de la Ley 7/1998, de 13 de abril, de condiciones generales de la contratación.

No hay comentarios: